Filosofando, la iluminación del fin del verano.

El verano está a punto de terminar y tengo que reconocer los anteriores meses me han hecho reflexionar sobre lo afortunado que soy de estar viviendo la experiencia que estoy viviendo. Pero lo que encontré aún más interesante, es ver en retrospectiva y darme cuenta del camino que me ha traído hasta hoy.  
Mi intención no es hablar sobre lo que ha sido mi vida ni criticar métodos ni sistemas, sino más bien entender cómo es que esto de la “alineación estelar” funciona. Mis opiniones están basadas en mis propias vivencias, así que si alguien tiene algo que agregar es más que bienvenido. Esta es mi lista de elementos:
El nido donde el pollito nace hace mucha diferencia. Sin lugar a duda ser parte de una núcleo familiar en el cuál la motivación, el apoyo, y la enseñanza de valores estén presentes; va a hacer que los niños desarrollen aptitudes y actitudes muy positivas a temprana edad.  Pero de nada sirve sembrar esas semillas si el mismo ambiente familiar y social no las cultivan a lo largo de la infancia y adolescencia.
El potrero en el que ternero pasta hace mucha diferencia. El aprendizaje, la educación y el crecimiento se dan dentro de las aulas; si los vemos en números una persona que completa sus estudios hasta nivel de bachiller universitario va a pasar 16/+ años, +/-4 días por semana, y +/- 7 horas al día de su vida metido en una salón de clase con alrededor de 30 otros individuos “como” a él.  Para mi esos números dicen que la calidad de la educación, los resultados y el ambiente de aprendizaje IMPORTAN; pero más que eso lo que hace la diferencia es la calidad del estímulo que el pupilo recibe, la calidad de la relaciones que el pupilo construye, y las actividades extracurriculares en las que el pupilo participa. Las últimas tres variables van a estar presentes en la vida de una persona sólo si se le da la guía apropiada desde temprano, y esa es la responsabilidad de los padres y maestros.
Al cachorro con Pedigree le brilla el pelo. (Disclaimer: no soy elitista, ni clasista y creo que las injusticias de la inequidad social son el principal cáncer de nuestra época). No voy a ser ingenuo y negar que aquellos pocos que nacen en cuna de plata no tengan una ventaja sobre el resto. Una persona que cuenta con mayor cantidad de recursos va a tener mayores posibilidades de acceso a oportunidades, que si son aprovechadas, serían un claro diferenciador sobre sus referentes generacionales. Pero lo que realmente importa es lo que la persona haga con esas oportunidades, si las aprovecha al máximo o las deja pasar; así que no es sólo un asunto de recursos, existe una fórmula mágica en este tema: Recursos+Visión=Diferenciador real.
“La suerte es donde la preparación y la oportunidad de encuentran” [Seneca, filosofo romano]. Esta es la frase más sabia con la que me he encontrado después de “Un día sin una sonrisa es un día perdido”-Mi abuelo Memo 😉 Y me parece que esas pocas palabras son las que resumen todo sobre lo que he estado escribiendo en esta ocasión. La suerte por definición es f. Encadenamiento de sucesos considerado fortuito o casual; en otras palabras, lo que todos entendemos como ‘chiripa’ no existe y todos aquellos a los que nos atrevemos a llamar “suertudos” son sujetos dignos de atención porque algo tienen que haber hecho bien para tener tan buena “fortuna”.
Mi conclusión es simple, si estoy donde estoy es gracias a mi familia, mis amigos y mis experiencias; porque he tenido la bendición (no suerte :P) de que cada una de ellas ha sido una influencia sumamente positiva en mi vida.
Haciendo mi propia suerte,
Anto 🙂
Anuncios

Bautizando productos

Últimamente mis post han sido sobre Marketing; pero la verdad es a lo que dedico muchas horas a la semana, y honestamente no es una tarea fácil.

Una de mis actividades más recientes en los proyectos de desarrollo de producto en que trabajo, ha sido ponerle nombres a los aparatitos; la gente que no trabaja en esto tal vez no se imagina el complejo proceso que hay detrás de un nombre, pero les aseguro que no es cosa de un día. Hay que considerar aspectos que van desde de la estética y sonoridad de las palabras; pasando por verificar que no tengan nada relacionado a los competidores; hasta si es las opciones escogidas son registrables como Trade Marks a nivel global.
A lo largo del proceso explotan preguntas en la cabeza como: ¿Debería de ser un nombre largo o corto? ¿Qué será mejor un nombre abstracto, sugestivo o descriptivo? ¿Es mejor un nombre real, uno compuesto o algo inventado?
La verdad es que no existe una ciencia exacta para escoger un nombre, eso lo pueden confirmar todos nuestros papás; pero a partir de mi humilde experiencia aquí hay algunas recomendaciones pueden hacer del bautizo más sencillo:
  • Desarrollen una clara estrategia de nombres para sus líneas de productos. Algo tan simple como lineamientos y guías; definir si los nombres de la línea van ser similares para darle unidad, o no; o si quieren algo catchy o formal, son pocas cosas que les van a dar mucha claridad. Apple, BMW y Levi’s son excelentes ejemplos de una buena ejecución de una estrategia de nombres.
  • Antes de sentarse a pensar en nombres saquen un rato para darle una personalidad al producto. Definan su género, gustos, hobbies, edad, profesión, es trendy, geek o techy, etnia, nivel socioeconómico, etc. Una amplia serie de atributos que permiten humanizar al producto, al entender el objeto con que se está tratando es más fácil encontrar nombres que calcen.
  • No se enfoquen en aspectos técnicos, más bien resalten los elementos emocionales del producto para crear conexión y afinidad con el consumidor.
  • Asegúrense de que las palabras seleccionadas no tengan una connotación negativa en otros idiomas.
  • Tengan a mano una lista de los principales productos de la competencia para escoger un nombre diferenciado.
Estoy seguro que tengo mucho más a prender sobre este proceso, y tengo que admitir que es realmente interesante cuando toca vivirlo. Un granito más para mi bolsa de conocimiento!
De ahora en adelante no subestimen un nombre, hay mucho trabajo detrás de ellos; y hagan como yo, traten de pensar en qué fue lo que pasó por la cabeza de las personas que lo escogieron.
Bautizando,
Anto.

Swede-comentario #1

Hoy empiezo a escribir una serie de posts sobre la cultura Sueca, después de 4 meses de estar por acá ya me siento listo para comentar al respecto, y la verdad es que me topado con varios aspectos un tanto curiosos. En cada vez que escriba un post sobre Suecia me enfocaré en un solo tema y trataré de profundizar en él para que quede bastante claro.


Los Suecos son “papas sin sal” entre desconocidos.

Desde el día 1 me llamó mucho la atención el extraordinario esfuerzo que hacen los Suecos para evitar cualquier tipo de contacto o interacción con extraños; al principio me pareció mal educado pero ahora lo encuentro un tanto entretenido. Me explicaré con mis experiencias en el deporte del transporte público.
1) Te pueden majar, codear o empujar pero esperar recibir una simple muestra de  disculpa es como esperar a que los cerdos vuelen, simplemente no va a pasar.
2) Preguntarle la hora a un extraño te hace sentir como un criminal, su reacción es de tanta sorpresa que parece que les has robado la paz e invadido su espacio personal. Ya entiendo porqué todo el mundo usa audífonos gigantes en esta ciudad.
3) Evitar miradas es el deporte nacional. Para este Tico ver la cara y a los ojos de la gente en la calle es una forma impersonal de interacción y familiarización, me hace sentir seguro. Aquí no puede evitar notar que cuando observo entre las personas ellos están atentos al momento en el que mi mirada se les acerque para esconderse detrás de un libro o redirigir sus ojos a la velocidad de la luz. La verdad me dan risa.
4) Una muestra de cortesía es mal recibida. Es chocante que nadie se moleste en intentar en ceder el campo a alguien que claramente lo necesita, pero cuando traté de sacar al caballero del que mi madre está tan orgullosa me recibió una cara de desprecio y un gesto de desbordante indiferencia hacia mi acción.


Estos son algunos de los ejemplos de cómo se vive entre desconocidos; pero en realidad los Suecos no son tan malos, una vez que hay algo en común se pueden encontrar a las personas más amistosas y corteses que existen, pero lo difícil es poder romper el frío hielo. Los suecos que han vivido en países de culturas más abiertas son completamente diferentes, pero esa es historia para otro post.

Aquí termina mi primer Swede-comentario, los dejo con este video que ilustra muy bien esos aspectos interesantes de la cultura Sueca.