Filosofando, la iluminación del fin del verano.

El verano está a punto de terminar y tengo que reconocer los anteriores meses me han hecho reflexionar sobre lo afortunado que soy de estar viviendo la experiencia que estoy viviendo. Pero lo que encontré aún más interesante, es ver en retrospectiva y darme cuenta del camino que me ha traído hasta hoy.  
Mi intención no es hablar sobre lo que ha sido mi vida ni criticar métodos ni sistemas, sino más bien entender cómo es que esto de la “alineación estelar” funciona. Mis opiniones están basadas en mis propias vivencias, así que si alguien tiene algo que agregar es más que bienvenido. Esta es mi lista de elementos:
El nido donde el pollito nace hace mucha diferencia. Sin lugar a duda ser parte de una núcleo familiar en el cuál la motivación, el apoyo, y la enseñanza de valores estén presentes; va a hacer que los niños desarrollen aptitudes y actitudes muy positivas a temprana edad.  Pero de nada sirve sembrar esas semillas si el mismo ambiente familiar y social no las cultivan a lo largo de la infancia y adolescencia.
El potrero en el que ternero pasta hace mucha diferencia. El aprendizaje, la educación y el crecimiento se dan dentro de las aulas; si los vemos en números una persona que completa sus estudios hasta nivel de bachiller universitario va a pasar 16/+ años, +/-4 días por semana, y +/- 7 horas al día de su vida metido en una salón de clase con alrededor de 30 otros individuos “como” a él.  Para mi esos números dicen que la calidad de la educación, los resultados y el ambiente de aprendizaje IMPORTAN; pero más que eso lo que hace la diferencia es la calidad del estímulo que el pupilo recibe, la calidad de la relaciones que el pupilo construye, y las actividades extracurriculares en las que el pupilo participa. Las últimas tres variables van a estar presentes en la vida de una persona sólo si se le da la guía apropiada desde temprano, y esa es la responsabilidad de los padres y maestros.
Al cachorro con Pedigree le brilla el pelo. (Disclaimer: no soy elitista, ni clasista y creo que las injusticias de la inequidad social son el principal cáncer de nuestra época). No voy a ser ingenuo y negar que aquellos pocos que nacen en cuna de plata no tengan una ventaja sobre el resto. Una persona que cuenta con mayor cantidad de recursos va a tener mayores posibilidades de acceso a oportunidades, que si son aprovechadas, serían un claro diferenciador sobre sus referentes generacionales. Pero lo que realmente importa es lo que la persona haga con esas oportunidades, si las aprovecha al máximo o las deja pasar; así que no es sólo un asunto de recursos, existe una fórmula mágica en este tema: Recursos+Visión=Diferenciador real.
“La suerte es donde la preparación y la oportunidad de encuentran” [Seneca, filosofo romano]. Esta es la frase más sabia con la que me he encontrado después de “Un día sin una sonrisa es un día perdido”-Mi abuelo Memo 😉 Y me parece que esas pocas palabras son las que resumen todo sobre lo que he estado escribiendo en esta ocasión. La suerte por definición es f. Encadenamiento de sucesos considerado fortuito o casual; en otras palabras, lo que todos entendemos como ‘chiripa’ no existe y todos aquellos a los que nos atrevemos a llamar “suertudos” son sujetos dignos de atención porque algo tienen que haber hecho bien para tener tan buena “fortuna”.
Mi conclusión es simple, si estoy donde estoy es gracias a mi familia, mis amigos y mis experiencias; porque he tenido la bendición (no suerte :P) de que cada una de ellas ha sido una influencia sumamente positiva en mi vida.
Haciendo mi propia suerte,
Anto 🙂
Anuncios

Algo para compartir con todos

Simplemente quiero compartir este video de TED. Describe la palabra que hasta ahora ha tenido mucho significado para mí y que decidí adoptar como filosofía desde que me fui de Costa Rica. Me hizo gracia toparme con este video que lo explican bien, hasta mi me da claridad para entenderlo mejor.
AWESOME es la evolución de mi concepto de Hakuna Matata y lo quiero compartir con ustedes.
Que lo disfruten.

http://video.ted.com/assets/player/swf/EmbedPlayer.swf

Me banqueó la plancha!

Confieso que he desarrollado un profundo respeto por esas personas que tienen la habilidad de tomar una prenda que queda hecha un colocho después del ciclo de secado y que con volverla a ver les queda lisa como el pelo de un chino, es como si la tela les tuviera miedo, inclusive les queda mejor que mandado a hacer en “dri-clinin”. En mi nueva vida me he visto obligado a desarrollar una seria de habilidades domésticas con las que antes no contaba, pero admito que con el planchado sigo siendo un novato!

En este mundo corporativo, y particularmente en Suecia, verse bien es tan esencial como manejar los conceptos de la “Pirámide de Maslow” y las “4 P del Mercadeo”. Para evitar verme como un acordeón he tenido que entrarle de frente a la tabla de planchar y ese electrodoméstico que se ríe de mi, aun no he quemado nada y no creo que me pase gracias a que la tecnología de hoy en día permite que el aparatito se apague después de unos segundos de estar horizontal y sin moverse.
Entre todas las cosas con las que me he topado las camisas son las más rejegas y especialmente las mangas! No sé que es el asunto con esa sección pero me hace sudar y no es por el calor…
He llegado a concluir que a los encargados de hacer los planes de estudio de Administración se les olvidó que cuando uno empieza su carrera profesional no alcanza la plata para estar mandando la ropa a la lavandería y mucho menos para pagarle a alguien que se encargue de esta labor. Es por lo anterior que considero que se debería de incluir un taller de un par de horitas de “Principios de planchado” para desarrollar esta habilidad antes de graduarse, porque definitivamente verse bien no es sólo cuestión de lo que uno se pone, sino también del estado en el que estén esas cosas.
Entre mis demás habilidades domesticas puedo mencionar: barrer, pasar el palo ‘e piso, aspirar, cocinar, lavar platos, lavar ropa (no es tan fácil cuando las maquinas están en sueco), planchar y limpiar baños (no es la más linda, pero es igual de necesaria). Estoy seguro de que mi mamá está disfrutando mucho leer todo esto! No sé cuantas veces me insistió de que ayudara en la casa y es en esto momentos en los me haría bueno haber aprendido un poquito de ella, como me lo ha dicho siempre “ SABIA tu madre!”.
Definitivamente esta vivencia de casi dos meses me ha traído mucho más que sólo experiencia personal y profesional, le debo sumar experiencia de vida. Este es el momento en el que tengo los bóxers y las medias colgando sobre los radiadores del cuarto para que se terminen de secar, porque se terminó mi tiempo de lavado antes de que estuvieran listas.
Nota mental: “No acumular tanta ropa sucia para las próximas veces”.
Y si todavía no saben, APRENDAN A PLANCHAR!